Team building: qué es y cómo aplicarlo a tu empresa

El psicólogo y escritor William McDougall introdujo el concepto de team building hace más de un siglo, aunque podemos decir que en la actualidad sigue siendo aún un concepto disruptivo e innovador. Para entender qué es el team building y cómo aplicarlo a tu empresa, sigue leyendo hasta el final del artículo.

¿Qué es el team building?

Aunque no entra estrictamente dentro de las competencias de un Plan de Prevención de Riesgos Laborales, nadie duda ya de sus ventajas en el entorno empresarial. El team building es lo que conocemos en castellano como construcción de equipos. Es una de las herramientas imprescindibles para referirse a la gestión de talento en una empresa. Se centra en mejorar las relaciones entre los integrantes de un equipo de trabajo, reforzar los valores y contribuir al desarrollo personal y profesional.

En la práctica, el team building supone crear actividades divertidas y dinámicas donde el trabajador conoce y aprende a confiar en sus compañeros para luego ponerlo en práctica en el área laboral.

Por lo tanto, los objetivos comunes a desarrollar aplicando esta práctica en tu empresa deben ser:

Fomentar y crear vínculos entre los colaboradores, al igual que la comunicación que normalmente pretenden mejorar el clima laboral y la productividad de la empresa.

¿Cómo aplicar el team building a tu empresa?

Tienes que fomentar actividades en el exterior, es decir fuera de la oficina, como:

  • Contratar a un coach empresarial. Son expertos en identificar las deficiencias de un equipo. A través de distintas actividades, trabajan en las con el equipo, fomentan la comunicación y cómo adquirir responsabilidades. Trabajan con los participantes en nuevas experiencias que les ayuden a superar debilidades como equipo y en definitiva, salir más capaces de la actividad.
  • Entrenamiento deportivo. El outdoor training está dirigido a grupos pequeños. Se realizan actividades físicas a través de juegos y ejercicios mientras trabajan el liderazgo, la toma de decisiones, el trabajo en equipo, la comunicación y la superación personal.
  • Voluntariado. Es importante que el compromiso ético que adquiera tu empresa con una organización se extienda a los trabajadores. Es decir, que ellos asistan a actividades de voluntariado, en las que como grupo tienen que ayudar a personas en riesgo de exclusión, con discapacidad, o más desfavorecidas hace que los trabajadores mejoren sus habilidades comunicativas.
  • Las escape room se han popularizado en el sector de turismo. Los equipos a través del juego desarrollan la lógica y tienen que trabajar juntos en tiempo récord.

También puedes aplicar dinámicas de team building en el interior de la empresa, tales como:

  • Jornadas retrospectivas. Al menos una vez al mes, reunir al equipo al completo, para realizar una evaluación retrospectiva sobre el trabajo del grupo. Es importante que exista un clima de confianza entre empleados y directivos para que los primeros puedan proponer y lo más importante, sentirse escuchados.
  • Crea un espacio de desconexión. Deja un espacio en la oficina reservada para tus trabajadores. Coloca un par de sillones, una máquina expendedora o de café, un lugar agradable donde puedan ir a sentarse y desconectar unos minutos. Un lugar de encuentro entre compañeros, de descanso mental para los trabajadores y una forma de que se relacionen entre ellos.
  • Celebra los cumpleaños y festividades, sobre todo en empresas pequeñas. Puedes reservar media hora cada cierto tiempo para celebrar determinadas fechas, como un cumpleaños, una promoción, un éxito laboral, para juntarse y compartir comida de picoteo, unos dulces, tomar algo.

Recuerda que las actividades en grupo generan un clima de desconexión y confianza que ayuda a reducir la presión y el estrés laboral, dos de los problemas más graves en entornos de trabajo hoy día.

Llamar ahora