¿Qué es la siniestralidad laboral?

Los accidentes laborales son algo que toda empresa quiere evitar a toda costa, no solo por los riesgos que entrañan para sus trabajadores, sino también porque suponen un quebradero de cabeza de cara a aseguradoras y entidades públicas. Para medir la frecuencia de estos accidentes los expertos en riesgos laborales utilizan el término siniestralidad laboral. Descubre qué es la siniestralidad laboral y las opciones que se contemplan para reducir el número de accidentes en entornos laborales.

Botas homologadas de trabajo que evita accidente laboral

Definición de siniestralidad laboral

La siniestralidad laboral es la frecuencia con la que se producen accidentes o siniestros como consecuencia o con ocasión del trabajo realizado. Las causas más comunes de la siniestralidad son malas prácticas por parte de empresa o trabajadores, desconocimiento de las normas de seguridad, falta de formación en prevención de riesgos, imprudencias o accidentes.

El objetivo de cualquier empresa debe ser siempre intentar que la siniestralidad laboral sea lo más baja posible. Reduciendo el número de accidentes y poniendo medidas para proteger la seguridad y salud de sus empleados.

Herida provocada por un accidente de trabajo y causa de siniestralidad laboral

Acciones para reducir la siniestralidad laboral

Muchos empresarios piensan que todo lo que hay que hacer respecto a su siniestralidad laboral es contratar un buen seguro y presentar el certificado cuando se les solicite. Sin embargo, son varias las medidas que se pueden tomar para conseguir reducir la siniestralidad de manera efectiva.

  • Contar con un experto en PRL, ya sea dentro de la plantilla o mediante un servicio externo. Estos profesionales harán en primer lugar una auditoría y consultoría de prevención de riesgos para analizar la situación de la empresa y poder definir una estrategia clara enfocada a mejorar los datos.
  • Seguir ciertas medidas de prevención. Tras detectar los factores de riesgo de cada puesto de trabajo es posible emitir un informe de evaluación de riesgos laborales que permita, no solo definir las medidas preventivas a seguir, sino también poder hacer un seguimiento de las mismas e implementarlas siempre que sea necesario.
  • Desarrollar planes específicos para evitar la siniestralidad. En empresas en las que el número de accidentes sea muy elevado o haya habido accidentes mortales, es recomendable tomar medidas centradas en evitar que estos incidentes puedan repetirse.
  • Formar a todos los trabajadores de la empresa con cursos de prevención de riesgos específicos. Muchos de los accidentes que suceden en entornos laborales son causados por poner en riesgo la propia seguridad o la de compañeros por desconocimiento de las medidas a seguir. Es fundamental que los empleados conozcan los pasos que deben seguir en cada caso y sepan actuar ante cualquier accidente.