¿A qué grupo de enfermedades profesionales pertenece la hipoacusia profesional?

La hipoacusia profesional pertenece al grupo de enfermedades profesionales relacionadas con la exposición laboral al ruido. Está causada por la exposición crónica a niveles elevados de ruido en el lugar de trabajo lo que supone un peligro para la salud laboral. Por eso se hace imprescindible una evaluación general de riesgos en el trabajo que detecte posibles fuentes de ruido intenso y proteja adecuadamente a los trabajadores.

Molestias por ruido en el trabajo: la hipoacusia profesional

En numerosos trabajos, y en especial en la industria, aeropuertos, fábricas y en la construcción el ruido puede ser un gran peligro para la seguridad laboral. Las molestias por ruido en el trabajo pueden llegar a provocar enfermedades. Una de ellas es la hipoacusia profesional.

Esta enfermedad suele surgir en trabajadores sin las correctas medidas de protección y por exposición prolongada a ruidos excesivos. Esto puede dañar las células sensoriales del oído interno y tiene como consecuencia una perdida de audición permanente.

¿Qué es la hipoacusia profesional?

La hipoacusia profesional, también conocida como hipoacusia neurosensorial laboral, es una de las enfermedades profesionales más comunes relacionadas con la exposición al ruido en el lugar de trabajo.

Siempre entendiendo que hablamos de una pérdida de la audición derivada de la exposición al ruido en el trabajo de manera prolongada y a unos niveles elevados en el entorno laboral.

La hipoacusia profesional es un problema de salud bastante grave que afecta a muchos trabajadores en diversos sectores de producción. Tal es el caso de trabajos en minas subterráneas, construcción y trabajos de obras públicas como carreteras o aeropuertos, industria con maquinaria que provoca vibraciones mecánicas, etc.

Esta enfermedad está incluida en el listado de enfermedades profesionales.

La gravedad de la hipoacusia profesional

Esta enfermedad es especialmente preocupante porque su desarrollo es gradual y a menudo no se detecta de inmediato. De ahí la importancia de prevenir enfermedades profesionales para anticiparse a los riesgos y prevenir la hipoacusia así como otros tipos de enfermedades profesionales.

Es importante no cometer incumplimientos de prevención en riesgos laborales para garantizar una protección laboral adecuada y evitar las enfermedades profesionales de audición.

Síntomas de hipoacusia profesional y prevención

Los síntomas  de la hipoacusia profesional pueden incluir dificultades para escuchar conversaciones, timbres o tonos telefónicos. En los casos graves, puede afectar la capacidad de una persona para comunicarse de manera directa.

Por eso prevenir la hipoacusia profesional implica tomar medidas de control de ruido en el lugar de trabajo. Hay que utilizar protectores auditivos, limitar la cercanía al ruido y los tiempos de exposición y la propia educación de los trabajadores sobre los riesgos que conlleva.

La hipoacusia neurosensorial laboral produce daños en las células sensoriales del oído interno y el nervio auditivo, lo que deriva en una pérdida auditiva gradual.

La sordera como enfermedad profesional

La sordera laboral y en concreto la hipoacusia neurosensorial es una de las enfermedades profesionales causadas por la exposición crónica al ruido en el lugar de trabajo.

Esto afecta de manera grave a la capacidad auditiva del trabajador para escuchar sonidos en diferentes frecuencias y niveles de intensidad. Implica un gran problema de salud de los trabajadores expuestos a niveles de ruido laboral excesivos de manera constante.

A medida que la enfermedad progresa afecta significativamente a la calidad de vida de los trabajadores y su capacidad para comunicarse eficazmente en el entorno laboral y personal.

De ahí que puede llevar a una incapacidad permanente para trabajar, como explicaremos más adelante. Es una de las enfermedades laborales más habituales aunque en muchos casos invisibles porque se detecta muy tarde.

Prevenir enfermedades profesionales relacionadas con el ruido

Prevenir la sordera como enfermedad profesional implica implementar medidas de control de ruido en el lugar de trabajo. Controlar la intensidad del mismo y hacer una buena pedagogía y sensibilización entre trabajadores y empresa.

Los programas de salud laboral, que incluyen evaluaciones regulares de la audición, son esenciales para detectar y abordar la hipoacusia en sus primeras etapas.

La concienciación y la protección adecuada son fundamentales para proteger la audición de los trabajadores y prevenir la sordera como enfermedad profesional.

¿Podemos pedir incapacidad laboral si padecemos hipoacusia profesional?

Cuando el grado de sordera alcanza un grado severo puede llevar a la declaración como incapacidad permanente. Para que esto suceda el grado de pérdida de audición tendrá que ser elevado y lo suficientemente importante como para interferir de materia notable en las funciones laborales del trabajador.

El simple diagnóstico de hipoacusia no garantiza automáticamente la concesión de una pensión por incapacidad permanente. Se suele otorgar una incapacidad total en los casos más graves en los que la incapacidad es absoluta lo que puede incluso derivar en una gran invalidez.

Otras enfermedades profesionales por ruido y vibraciones

Además de la hipoacusia laboral, la exposición laboral al ruido y las vibraciones pueden estar asociadas a diversas enfermedades profesionales y afecciones de salud.

Esto suele ocurrir en trabajadores expuestos a niveles elevados de ruido y vibraciones en su entorno laboral. Por lo general están relacionadas con la naturaleza de su trabajo o la maquinaria y herramientas utilizadas en su puesto. De ahí la importancia de la prevención y de la implantación del máximo de medidas de control y protección posibles.

Entre las enfermedades profesionales causadas por el ruido y las vibraciones podemos encontrar otra gran variedad de ellas:

Enfermedades cardiovasculares

La exposición prolongada al ruido puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como hipertensión y enfermedad cardíaca.

Trastornos del sueño

El ruido constante en el lugar de trabajo puede afectar y perturbar el sueño de los trabajadores. Este problema es bastante peligroso y puede llevar a problemas de insomnio y fatiga crónica.

Trastornos músculo-esqueléticos

Las vibraciones transmitidas por herramientas y maquinaria en fábricas o en exteriores pueden causar trastornos músculo-esqueléticos, en especial a las extremidades con mayor frecuencia. Como es el caso de los trabajadores que pasan largas horas utilizando taladros neumáticos, por ejemplo.

Estrés y ansiedad

La exposición continua al ruido y las vibraciones también puede contribuir al estrés y la ansiedad en el entorno laboral. Lo que con el tiempo derivará en problemas mucho más graves y en la necesidad de un tratamiento específico para mitigar los efectos.

Accidentes de trabajo

Los altos niveles de ruido pueden dificultar la comunicación entre los trabajadores y aumentar el riesgo de accidentes laborales debido a la falta de atención. De ahí la importancia de la prevención. En las empresas es fundamental contar con los servicios de una empresa de prevención de riesgos laborales . Esto permitirá más fácilmente detectar cualquier peligro y poner remedio de manera inmediata.

La prevención de estas enfermedades profesionales por ruido y vibraciones implica la implementación de medidas de control de ruido, como el uso de protectores auditivos y la adopción de tecnologías y prácticas de trabajo más silenciosas.

Es esencial evaluar y controlar los niveles de ruido y vibración en el lugar de trabajo y formar a los trabajadores sobre los riesgos asociados.

La seguridad y el bienestar de los empleados son prioritarios para prevenir estas afecciones y garantizar un entorno laboral saludable y seguro.

PRL imprescindible para aminorar los daños de los ruidos

La Prevención de Riesgos Laborales (PRL) desempeña un papel crucial en la reducción de los daños causados por la exposición al ruido en el entorno laboral.

Implica la implementación de medidas preventivas. En especial la evaluación de riesgos, el uso de equipo de protección auditiva, la formación de los trabajadores y la adopción de prácticas de trabajo seguras.

El cumplimiento riguroso de las normativas de PRL es otro punto fundamental para minimizar los riesgos asociados con el ruido en el trabajo y proteger la salud auditiva de los empleados.

En qué sectores laborales se da más ruido

Algunos sectores industriales, como la construcción, la minería, la manufactura y la industria están particularmente expuestos a altos niveles de ruido debido al uso de maquinaria y equipos ruidosos.

También es importante destacar que los trabajadores de la industria de la música y el entretenimiento, así como el personal de aeropuertos y puertos, sufren grandes niveles de ruido significativos en sus trabajos. En estos sectores especialmente es necesario implantar medidas efectivas de protección auditiva y PRL.

El ruido en el puesto de trabajo y otros efectos en la salud

El ruido en el puesto de trabajo puede tener un impacto profundo en la salud de los trabajadores más allá de la hipoacusia.

La exposición constante al ruido se ha relacionado con efectos adversos como trastornos del sueño, estrés, fatiga, problemas cardiovasculares y trastornos músculo-esqueléticos.

El ruido excesivo puede dificultar la comunicación efectiva en el trabajo, aumentando el riesgo de accidentes laborales.

Es fundamental abordar estos efectos del ruido en el entorno laboral a través de medidas de prevención y PRL adecuadas para garantizar la salud y el bienestar de los trabajadores.

Llamar ahora