Cuáles son los diferentes tipos de riesgos laborales que existen actualmente

Tenemos que ser conscientes de los riesgos laborales que nos rodean en nuestro puesto de trabajo, porque la única manera de prevenirlos es conocerlos. Obviamente no presenta los mismos riesgos trabajar en una oficina que en una obra de construcción. Por ello es importante hacer una evaluación de riesgos para conocerlos y poder enfrentarlos de la forma más adecuada posible.

¿Qué son los Riesgos Laborales?

La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales define Riesgo Laboral como la probabilidad que tiene un trabajador de sufrir daños en el desempeño de su jornada laboral habitual.

Riesgos físicos en una cinta transportadora en un almacén

Tipos de riesgos laborales

Los riesgos a los que tenemos que hacer frente en nuestra vida laboral pueden causar accidentes y enfermedades físicas y/o mentales. Estas consecuencias no solo afectan al trabajador, sino también a la empresa, ya sea de manera directa o indirecta.

Riesgos Físicos

Los riesgos físicos engloban gran cantidad de subriesgos que son producidos por causas físicas y la mayoría de los trabajadores los sufre en su puesto de trabajo.

Pueden ser desde la temperatura de la oficina, a los ruidos de una fábrica, por lo que debemos disponer de un Plan de Prevención de Riesgos Laborales específico y adaptado a cada puesto de trabajo en el que se desarrollarán tanto las causas como la forma de prevenir cada riesgo en concreto

Aplicación de medidas preventivas en una empresa química

Riesgos Químicos

Engloba los riesgos que se producen por todo tipo de procesos químicos que se realizan en el puesto de trabajo. Pueden ser aquellos derivados de una profesión específica o los provocados por contaminación o exposición a sustancias químicas.

Será importante utilizar los equipos de protección individual y colectivos necesarios para evitar estos riesgos laborales.

Riesgos biológicos

Son riesgos que, como los anteriores, afectan principalmente a trabajadores de oficios específicos. Por ejemplo a aquellos expuestos a virus, bacterias y parásitos.

Estos riesgos laborales tienen graves consecuencias sobre los trabajadores por lo que deben disponer de los medios de protección adecuados para poderse enfrentar en tiempo y forma a dichos riesgos.

Riesgos psicosociales en una oficina

Riesgos Psicosociales

Son los riesgos que afectan a la salud mental de los trabajadores. Son básicamente el estrés, la depresión, la fatiga o la monotonía.

Estas afecciones pueden provocar dolencias a largo plazo como enfermedades del corazón, respiratorias, gastrointestinales, etc.

Se recomienda a las empresas que mejoren la organización y empaticen con los trabajadores para tratar de evitar estos riesgos en la medida de lo posible.

Riesgos Ambientales

Son los menos controlables por las empresas, porque se encuentran en el ambiente que rodea a los empleados. El más conocido es la climatología.

Por ello, al ser un agente ajeno al control de la empresa, ésta debe contar con los medios adecuados para que los trabajadores puedan enfrentarse a estos riesgos con seguridad.

Utilización de maquinaria en un almacén con medidas preventivas

Riesgos Mecánicos

Son riesgos derivados del uso de maquinaria, herramientas o vehículos.

Por ello, es necesario concienciar a los trabajadores de que realicen un uso responsable y adecuado de la maquinaria y equipos de trabajo para evitar en la medida de lo posible los riesgos derivados del uso de los mismos. Las empresas se deben encargar de que el mantenimiento de las máquinas esté al día.

Riesgos Ergonómicos

Se trata de la mayoría de riesgos laborales en una oficina y se refieren normalmente a daños posturales, levantamiento de peso, movimientos repetitivos, etc.

El 60 % de las lesiones en los puestos de trabajo se producen por este tipo de riesgos, por lo que es muy importante que las empresas promuevan la prevención con la organización periódica de cursos de formación prl.

Otros tipos de riesgos laborales

Hoy en día existen también otro tipo de riesgos laborales ocasionados por la modernización de los puestos de trabajo:

  • Trabajo con pantallas: porque puede afectar a la vista y ocasionar problemas oculares graves.
  • Trabajo por turnos y nocturno: porque exige al cuerpo que se active en horarios determinados y puede ocasionar cansancio y desconcentración pudiendo ocasionar daños físicos.
  • Trabajo con nanotecnología: ocasionado por las nuevas tecnologías en los laboratorios.
  • Seguridad vial: para aquellos trabajadores que viajan constantemente en su horario laboral.