En qué consiste el síndrome del trabajador quemado y cómo evitarlo

Todos tenemos malos días en el trabajo, el jefe nos exige más y nos sentimos sobrecargados de trabajo. Sentirse así de vez en cuando es normal, el problema comienza cuando te sientes así todo el tiempo, ¿has oído hablar del burnout? Te contamos en qué consiste el síndrome del trabajador quemado y cómo evitarlo.

¿Qué es el síndrome burnout?

Este síndrome del quemado es un estado psicológico provocado por el agotamiento mental, físico y emocional, ocasionado por un estrés excesivo que se alarga en el tiempo. Supone un tipo de estrés laboral crónico, que afecta a la autoestima del trabajador, generando una bajada notable del rendimiento, porque el trabajador tiene la sensación de no ser capaz de cumplir sus obligaciones laborales. Debe estar contemplado dentro de la evaluación de riesgos de la empresa, ya que determinados trabajos provocan este tipo de dolencias con más facilidad que otros.

Estrés vs. burnout

El estrés es el sentimiento de estar continuamente sometido a una gran presión a nivel laboral. Sin embargo, las personas que lo padecen son capaces de ver un punto final a esta situación, un fin de ciclo que supondría volver a una situación más normalizada.

En cambio, las personas que sufren el síndrome del trabajador quemado no ven viable salir de ese estado en el que se encuentran, lo que les provoca una sensación de angustia y desesperanza que les impide salir de esa dolencia.

Empleada de una oficina con sobrecarga de trabajo

Factores de riesgo

El primer paso para luchar contra el síndrome del trabajador quemado es ser consciente de que se padece esta dolencia, para de esta forma tratarla adecuadamente. Los factores que suelen causar el síndrome son:

Exceso de carga laboral

Cuando una empresa exige a sus trabajadores más de lo que estos pueden ofrecer, los está sometiendo a unos niveles de estrés muy altos, que si se mantienen en el tiempo serán perjudiciales para el trabajador.

Falta de reconocimiento

Es importante que tanto las empresas como los mandos intermedios sepan valorar el esfuerzo de los trabajadores, ya que en caso contrario estos se verán desmotivados y con baja autoestima. El reconocimiento es fundamental para los empleados.

Trabajador independiente

Si el trabajador se siente solo, le costará mucho más realizar el trabajo que se le encomiende, por lo que se recomienda que los empleados tengan equipos o personas en los que se puedan apoyar para realizar sus tareas diarias.

Trato malo en el trabajo

Tanto el acoso laboral, el mobbing, o el trato discriminatorio son factores de riesgo para sufrir burnout. Es importante mantener unas buenas relaciones entre compañeros para fomentar el trabajo en equipo de forma armoniosa.

Discrepancia entre los valores del trabajador y los valores de la empresa

Para no perder las ganas de ir a trabajar es importante identificarse con los valores de la empresa, para así sentirse cómodo a la hora de desarrollar nuevas ideas y será más fácil progresar laboralmente.

Operario de una empresa de construcción cansado

Síntomas del síndrome del trabajador quemado

Los síntomas de esta dolencia son tanto físicos, porque te sientes agotado, como mentales, ya que eres incapaz de desarrollar tu actividad laboral.

Físicos

  • Cansancio.
  • Aumento o reducción de peso de forma notable.
  • Dolores musculares.
  • Dolores de cabeza y migrañas.
  • Dolores gastrointestinales.
  • Irregularidades en los ciclos menstruales.

Mentales

  • Estrés.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Insomnio.
Trabajadores sin sobrecarga laboral de una empresa

Prevención y tratamiento del burnout como trabajador

Tener en cuenta los factores que influyen en el síndrome del trabajador quemado es fundamental para poder prevenirlo y tratarlo a tiempo.

Algunas de los aspectos para su prevención son:

  • Diagnosticarlo cuanto antes mejor, para poder combatirlo.
  • Encontrar la causa que lo genera.
  • Utilizar a menudo técnicas de relajación.
  • Realizar ejercicio físico para descargar tensión muscular.
  • Gestionar las emociones para reducir el nivel de estrés.
  • Mejorar nuestro estilo de vida.
  • Buscar ayuda profesional es caso de ser necesario.

¿Qué puede hacer la empresa?

Lo ideal en estos casos, es que la empresa realice encuestas de clima laboral a sus trabajadores. Puede ayudarse de una empresa de prevención de riesgos laborales, que suelen contar con aplicaciones interactivas que faciliten el anonimato y, con él, la veracidad de las respuestas.

Además se deben tener en cuenta otros aspectos, como que los nuevos empleados son más propensos a sufrir esta dolencia, ya que necesitan aclimatarse a sus nuevas tareas y equipo de trabajo. Para ello, un buen programa de bienvenida es fundamental.

Y por supuesto, no olvidemos que claves para evitar el burnout:

  • Limitar la carga de trabajo que recae sobre los trabajadores
  • Fomentar el teletrabajo y la conciliación laboral
  • Proporcionar en la medida de lo posible flexibilidad horaria.
  • Poner en marcha un plan de prevención de riesgos laborales que contemple la salud mental de los trabajadores.