Cómo prevenir la listeria en las empresas alimentarias

En los últimos años se han dado bastantes casos de listeria dentro de la industria alimentaria, lo que ha hecho saltar todas las alarmas en el sector debido a la peligrosidad de la presencia de esta bacteria que puede llegar a ser mortal. Es fundamental para cualquier empresa alimentaria conocer los riesgos que implica la listeriosis, así como saber cómo prevenir la listeria a través de medidas específicas. Sigue leyendo para saber más sobre esta enfermedad y cómo prevenir su aparición y propagación.

¿Qué es la listeriosis?

La listeria monocytogenes es una bacteria con una distribución en la naturaleza muy extendida que causa una enfermedad llamada listeriosis y que se transmite a través de la ingesta de alimentos contaminados. Las consecuencias de la listeria para grupos de riesgo como mujeres embarazadas o personas con el sistema inmunológico deprimido son tan graves que en los últimos años se le ha dado la consideración de problema de salud pública.

La bacteria de la listeria

Entre los alimentos más susceptibles de tener esta bacteria encontramos:

  • Lácteos y leche cruda
  • Derivados del cerdo como los embutidos
  • Pescado
  • Frutas y verduras

Sin embargo, una de las grandes ventajas de esta enfermedad es que al ser transmitida por los alimentos podemos controlar la infección por listeria tomando ciertas medidas de prevención y control en dichos alimentos. Para ello es fundamental hacer una evaluación de riesgos exhaustiva en cualquier empresa del sector alimentario, de manera que se puedan fijar una medidas preventivas específicas que permitan controlar la presencia de la listeria y eliminarla por completo.

Medidas de prevención y control generales en seguridad alimentaria

Cualquier empresa de prevención de riesgos laborales del sector incluye, entre las normas básicas que tienen que ver con la higiene alimentaria de cara al control de la listeriosis y a evitar intoxicaciones alimentarias, lo siguiente:

  • Mantener una temperatura de refrigeración igual o inferior a 4º C.
  • Utilizar guantes desechables para la preparación de alimentos o en su lugar hacer un lavado de manos correcto con agua y jabón.
  • Usar ropa exclusiva para realizar estas tareas.
  • Mantener los alimentos siempre protegidos para evitar contaminaciones cruzadas.
  • Controlar siempre el periodo de almacenamiento de los alimentos.
  • Trabajar siempre en superficies limpias y desinfectadas, así como con utensilios que también cumplan estas condiciones.
  • Formar a los trabajadores en estas medidas de prevención con cursos básicos de PRL.

Medidas preventivas en la elaboración de alimentos

  • Es fundamental aplicar un tratamiento térmico en la elaboración de alimentos cocinados que supere los 70ºC inmediatamente antes del consumo.
  • Los productos listos para consumir deben prepararse en el momento o bien con muy poco tiempo de antelación y en cualquier caso, mantenerse a un máximo de 4º C.
  • En cuanto a las frutas y verduras que se consuman crudas se deben lavar y desinfectar, así como evitar cortarlas con antelación.
Empresa alimentaria limpia y desinfectada para prevenir la listeria y listeriosis

Prevención de la listeriosis en el loncheado, triturado y troceado de alimentos

En aquellos establecimientos que tengan que lonchear o triturar alimentos se deben seguir las siguientes medidas de prevención:

  • Limpiar la maquinaria usada cada cuatro horas y siempre al final de la jornada.
  • Tras trocear un alimento refrigerar el sobrante rápidamente.
  • No llevar a cabo el corte de alimentos con antelación.
  • Mantener siempre los equipos y utensilios en perfectas condiciones higiénicas.

La importancia de la limpieza y desinfección para prevenir la listeria

Como en el resto de medidas de prevención de las empresas alimentarias, la limpieza y desinfección es fundamental para evitar la aparición de bacterias de cualquier tipo y minimizar el contagio de enfermedades. Es muy importante que la empresa forme al personal en los procedimientos de limpieza y desinfección a seguir, así como que sigan las instrucciones de los fabricantes de los productos que utilicen. Por otro lado, se deben mantener siempre limpios los utensilios y superficies de preparación de alimentos y desinfectar también todos los materiales usados para la limpieza.

Se tiene que prestar también atención a todas las zonas de diicil acceso para evitar que se puedan acumular microorganismos nocivos, además de evitar el agua estancada y las salpicaduras.

El mantenimiento de las instalaciones como parte del plan de prevención

Dentro de la prevención de la listeriosis el mantenimiento de las instalaciones juega un papel fundamental. La empresa se tiene que asegurar de que todo esté en buen estado para que los trabajadores puedan cumplir las normas de seguridad y prevención establecidas. Además de ofrecer espacios seguros y desinfectados en los que poder desarrollar sus tareas.