Prevención de riesgos laborales para taller mecánico: Conoce la ley

Los trabajadores de los talleres mecánicos, como los de cualquier otro sector deben ser conscientes de todos los riesgos laborales que implica su trabajo, respetando las medidas de seguridad y protegiendo su salud en la medida de lo posible. Sin embargo, este sector se rige por el mismo convenio que la prl metal, por lo que hay determinada información que debes conocer para cumplir con la ley. Descubre las particularidades de la prevención de riesgos laborales en un taller mecánico.

Formación obligatoria para los trabajadores de talleres

A partir de octubre de 2021 la formación en prevención de riesgos laborales será obligatoria para todos los trabajadores de talleres mecánicos de acuerdo con el III Convenio del sector metal. La última actualización que amplía un año la fecha límite (hasta entonces era el año 2020).

Para poder estar al día con esta formación es necesario asistir a cursos prl relacionados con prácticas seguras en talleres mecánicos y medidas de seguridad. Además, los trabajadores deben tener nociones sobre la elaboración de planes de emergencia y el modo de actuar ante cualquier accidente. 

Operario de un taller realizando un trabajo con las medidas de seguridad

Esta formación debe recordarse cada tres años con cursos de reciclaje que repasen la información básica. Por otro lado, la opción de formarse de manera presencial u online depende del rango del empleado. 

Principales riesgos laborales en los talleres mecánicos

No solo la formación de los trabajadores es clave para preservar su seguridad y salud, la empresa debe contar también con un servicio de prevención de riesgos laborales, interno o externo. De manera que se determinen los peligros a los que se enfrentan los trabajadores y cómo ponerles solución.

Estos son los riesgos laborales más comunes un un taller:

  • Caídas, resbalones y tropiezos con aceite o herramientas.
  • Cortes y golpes por un mal manejo de herramientas.
  • Inhalación de gases y vapores de productos químicos y pinturas.
  • Quemaduras de sopletes.
  • Problemas de visión por efecto de las chispas de la soladura.
  • Pérdida de oído por exposición a ruidos constantes.
  • Sobreesfuerzos por cargas demasiado pesadas.
  • Incendios y explosiones.

Medidas para prevenir los riesgos

La prevención de riesgos laborales no solo es obligación de la empresa, como hemos visto los trabajadores deben contar con formación específica. Pero además, es fundamental que estén al día de las normas de seguridad de su entorno laboral y aplicarlas siempre que sea posible.

El encargado del taller debe garantizar que se cumplan las siguientes medidas preventivas de acuerdo con la ley:

Trabajador de un taller con las herramientas de trabajo
  • Orden y limpieza en el taller.

Tal y como establece la normativa actual, las instalaciones deben cumplir una serie de requisitos. Como que la temperatura se encuentre entre los 27 y los 14 grados centígrados, la humedad entre el 30 y 70% y el ruido no supere los 87 decibelios. Por otro lado, todo debe ventilarse correctamente y es obligatoria la presencia de señalizaciones.

  • Herramientas y equipamientos homologados.

Todo aquel dispositivo que se use para realizar las tareas propias de un taller mecánico debe estar correctamente homologado y ser sometido a un mantenimiento que asegure su eficiencia. Además, cada trabajador debe disponer de equipos de protección para los trabajos que lo necesiten.

  • Protocolos de actuación para situaciones de emergencia.

Los botiquines y extintores deben colocarse en lugares accesibles para todos los trabajadores. Además de que todos y cada uno de ellos deben conocer los pasos a seguir ante cualquier emergencia que pueda ocurrir, sea un accidentes, una lesión física o una explosión.