¿En qué consiste la higiene industrial?

Cualquier actividad laboral, por sencilla que parezca, tiene ciertos riesgos que pueden derivar en accidentes o enfermedades profesionales. Si te encuentras elaborando un plan de prevención para tu empresa seguro que ya te has dado cuenta de todos los factores que tienen que ver con la salud laboral. Y probablemente haya aparecido el término higiene industrial. Te contamos todo lo que debes saber sobre esta técnica no médica de prevención.

Aplicar higiene industrial como medida preventiva

¿Qué es la higiene industrial?

La higiene industrial es una rama dentro del servicio de prevención de riesgos laborales cuya misión es evitar que los trabajadores sufran enfermedades profesionales. Protegiendo por tanto la salud y seguridad de los empleados, así como los costes asociados a la empresa. Esta vigilancia de la salud se consigue identificando, evaluando y controlando los contaminantes de origen laboral, los factores ambientales y el entorno.

Las medidas habituales de la higiene industrial están enfocadas a minimizar los efectos nocivos del trabajo y el daño a la salud. A continuación puedes ver algunos ejemplos para hacerte una idea más acertada de esta disciplina.

  • Evitar el uso de productos nocivos para la salud.
  • Llevar a cabo protecciones colectivas de los trabajadores y dotar de equipos de protección al personal que lo necesite.
  • Cumplir con las normativas vigentes de contaminación y emisiones.

¿Para qué sirve la higiene industrial?

Por definición, esta actividad preventiva tiene como objetivo proteger la salud general del trabajador. Aunque no se limita simplemente a evitar la aparición de enfermedades, sino que va más allá. Considerando también la salud comunitaria y teniendo en cuenta todos los factores ambientales del entorno laboral como agentes químicos, físicos y biológicos.

La higiene industrial por tanto abarca las siguientes actividades dentro de la prevención de riesgos laborales:

  • Estudio de los riesgos en el ambiente laboral. Reconocimiento, evaluación y control de riesgos.
  • Actuación sobre factores del medio ambiente comunes.
  • Protección general de la salud, más allá de una simple prevención de enfermedades profesionales.
Prevención de un riesgo laboral

Fases de una correcta higiene en el ámbito industrial

Tal y como se estudia en el curso técnico superior de prevención de riesgos laborales, la higiene industrial necesita de un proceso complejo que asegure el éxito de la prevención de riesgos. De este modo es necesario identificar, evaluar y controlar todos los factores ambientales del entorno laboral que puedan influir en la salud de los trabajadores.

Las fases de este proceso son las siguientes:

  1. Identificación y reconocimiento de las condiciones laborales, los contaminantes presentes y su comportamiento. Así como los efectos que producen sobre el ser humano en general y los trabajadores en particular.
  2. Evaluación de los riesgos obtenidos comparando las medidas tomadas en cuanto a contaminantes presentes con los valores permitidos en la legislación vigente.
  3. Elaboración de medidas preventivas que minimicen los riesgos de los trabajadores. Enfocándose no solo en el personal sino también en el medio ambiente y en los agentes externos a la empresa.
  4. Aplicación de las medidas propuestas y control de las condiciones para reducir cualquier tipo de riesgo.
  5. Evaluación de riesgos para comprobar los resultados de las medidas aplicadas en la salud colectiva.
Higiene industrial en diferentes actividades laborales

Tipos de higiene industrial

Debido a las diferentes actividades laborales, a los riesgos que tienen asociados cada uno de ellas y a la manera de evaluarlos, podemos encontrar distintas vertientes dentro de la actividad de higiene industrial. Cada una cuenta con unas competencias diferentes para cubrir todas las posibilidades de prevención.

  • Higiene teórica. Se centra en el estudio de contaminantes y su relación con el ser humano mediante estudios epidemiológicos y experimentación. Es base de la higiene del trabajo ya que su labor es establecer los valores permitidos de las diferentes sustancias para que no supongan un riesgo para la salud de los trabajadores.
  • Higiene analítica. En este caso, los estudios realizados están enfocados en conseguir resultados cualitativos y cuantitativos respecto a los contaminantes para evaluar la magnitud de los riesgos. Es en realidad una rama de la química analítica aplicada a la prevención, ya que su labor es procesar distintas muestras para medir los diferentes contaminantes.
  • Higiene de campo. Como su nombre indica este tipo de higiene industrial realiza el estudio y reconocimiento del ambiente laboral. Además de las condiciones del trabajo en el mismo lugar en el que se realiza.
  • Higiene operativa. Estamos refiriéndonos al estudio de los aspectos que tienen que ver con las acciones correctoras y preventivas que se aplican para minimizar los riesgos. Por lo que su actividad se pone en marcha tras una evaluación de riesgos mediante lo que se conoce como encuestas higiénicas. Cuyo objetivo es ver los resultados de la prevención de riesgos aplicada.

Tras evaluar todos los aspectos de la higiene industrial es posible hacer una valoración general del riesgo higiénico. Y de este modo aplicar las medidas de control correspondientes para adecuar las actividades a la salud de los trabajadores y prevenir cualquier enfermedad laboral.